Despido durante la reducción de jornada

Fecha de publicación: 22/05/2017

Despido durante la reducción de jornada

Una trabajadora en situación de reducción de jornada para el cuidado de familiar causa baja por IT durante 42 jornadas hábiles en un período de un año. Tras solicitar, y obtener, el cambio al turno de tarde, la trabajadora es despedida por causas objetivas derivadas de faltas de asistencia al trabajo. Ante esta situación, presenta demanda de despido.

 

El Juzgado de lo Social no considera acreditada la causa del despido pues no se cumplen los requisitos exigidos para la extinción del contrato por faltas de asistencia al trabajo (faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el 5% de las jornadas hábiles).

Por ello, no concurriendo la causa del despido alegada, declara el despido nulo. El TSJ Madrid estima en parte el recurso de suplicación y, tras considerar que no existía una reducción de jornada sino simplemente un cambio de turno, modifica la calificación del despido a improcedente. La trabajadora interpone recurso de casación para la unificación de doctrina. La cuestión se centra en determinar si en un supuesto de trabajadora con reducción de jornada por cuidado de familiar, el despido injustificado debe ser declarado improcedente o nulo.

La cuestión ya ha sido resuelta por el TS, entre otras, en la Sentencia de 25-11-14, EDJ 228386​ que se aporta de contraste. La nulidad del despido con que el ET art.55.5​ protege a los supuestos de reducción de jornada por guarda legal o por cuidado directo de un familiar quedaría vacía de contenido si no conllevara la nulidad objetiva de las conductas que atentan contra ellos, lo que ocurriría si el despido se considerara improcedente.

Esto ha llevado a entender que lo que configura este precepto es una nulidad objetiva distinta de la nulidad por causa de discriminación y que actúa al margen de que existan o no indicios de tratamiento discriminatorio o, incluso, de que concurra o no un móvil de discriminación. El TS aplica la doctrina al caso analizado aclarando previamente que la solicitud de cambio de turno lo fue conservando la jornada reducida que venía disfrutando desde dos años anteriores. Por ello, estima el recurso de casación para la unificación de doctrina y declara la nulidad del despido.