El modelo 720: Obligación de declarar los bienes y derechos situados en el extranjero

Fecha de publicación: 15/02/2017

El modelo 720: Obligación de declarar los bienes y derechos situados en el extranjero

El próximo 31 de marzo de 2017 termina el plazo para presentar ante la Agencia Tributaria la declaración anual informativa sobre los bienes y derechos situados fuera del territorio español a través del modelo 720.

¿Quién está obligado a presentar la declaración? Todas las personas físicas y jurídicas residentes en territorio español que a 31 de diciembre de 2016 (o en cualquier momento del 2016) se hayan encontrado en alguna de estas situaciones:

 

- Que hayan sido titulares, representantes, autorizados, beneficiarios o hayan tenido poder de disposición sobre cuentas corrientes en entidades financieras situadas en el extranjero.

- Que hayan sido titulares de valores, derechos, seguros de vida o invalidez y rentas vitalicias o temporales depositados, gestionados u obtenidos en el extranjero.

- Que hayan sido titulares de inmuebles o derechos reales sobre inmuebles situados en el extranjero.

¿Qué bienes y derechos se deben informar?

- Bloque 1: Cuentas corrientes y depósitos en entidades financieras situadas fuera del territorio español, cuando los saldos a 31/12/2016 o los saldos medios del último trimestre de 2016 superen, conjuntamente, los 50.000 euros.

- Bloque 2: Acciones, obligaciones, participaciones en entidades y fondos de inversión, derechos, seguros de vida o invalidez y rentas, vitalicias o temporales, depositados, gestionados u obtenidos en el extranjero, cuando su valor a 31/12/2016 sea, conjuntamente, superior a 50.000 euros.

- Bloque 3: Bienes inmuebles y derechos sobre los mismos situados en el extranjero, siempre que su valor conjunto sea superior a 50.000 euros.

¿Cuando debe presentarse la declaración? El plazo para presentar finaliza el próximo 31 de marzo de 2017. Si hice la declaración en ejercicios anteriores, ¿debo volver a presentar el Modelo 720? Será obligatorio volver a hacer la declaración respecto al año 2016 cuando los saldos o valores de los bienes y derechos declarados en la última declaración hubiesen experimentado un incremento de valor superior a 20.000 euros.

Asimismo, será obligatorio volver a hacer la declaración cuando durante el 2016 se haya perdido la condición de titular, autorizado, representante o beneficiario de las cuentas, valores o inmuebles declarados en la declaración anterior.

Contacte con nosotros para recibir asesoramiento personalizado.