Nueve de cada diez inversores ganan las demandas sobre preferentes

Fecha de publicación: 22/09/2016

Nueve de cada diez inversores ganan las demandas sobre preferentes

En los últimos tres años, se han dictado en España más de 7.000 sentencias sobre productos financieros complejos y los tribunales han dado la razón a los clientes en el 93,5% de los casos.

Los tribunales prácticamente son unánimes al considerar que, en España, no se han comercializado correctamente muchos productos financieros, especialmente las preferentes y los swaps (permutas financieras). Un análisis de la jurisprudencia de los últimos tres años revela que, entre 2013 y 2015, se han dictado más de 7.000 sentencias sobre este aspecto y los jueces han dado la razón a nueve de cada diez pequeños ahorradores.

De media, el 93,5% de las sentencias son favorables a los clientes, según se desprende del Observatorio de la jurisp

 

rudencia de productos financieros complejos 2015, elaborado por el despacho Jausas. Este porcentaje se dispara hasta el 98% si se atiende sólo a los casos de preferentes vistos para sentencia en 2015.

Precisamente, ese ejercicio ha sido el más prolífico en cuento a resoluciones. El año pasado, las Audiencias Provinciales en las que se han dirimido este tipo de reclamaciones han dictado más de 4.000 sentencias, lo que supone un incremento del 130% respecto de 2014 y un 400% más que en 2013.

Estos incrementos se deben, principalmente, a los tiempos de espera que se producen desde que se interpone una demanda hasta que se resuelve. Sin embargo, los datos confirman lo que desde hace cuatro años venían defendiendo algunos jueces, mostrándose a favor de los pequeños inversores. De hecho, prácticamente la mayoría de los casos que se han juzgado hasta ahora se deben a particulares y a pymes.

Estos dos colectivos fueron los primeros en acudir a los tribunales, alegando que carecían de la preparación necesaria para haber adquirido este tipo de productos, por lo que también han sido los primeros a los que han dado la razón de forma casi unánime.

Sin embargo, Jordi Ruiz de Villa, socio de litigación bancaria de Jausas, explica que este análisis "constata que la jurisprudencia es cada vez más sofisticada, porque se observa un número creciente de sentencias a favor de los inversores cada vez más cualificados, empresas que reclaman millones de euros, ayuntamientos o cooperativas".

Ya empieza a ser habitual encontrar decisiones judiciales que consideran que haber estudiado económicas o ser director financiero de una empresa no es un argumento que defina al inversor como cualificado para adquirir este tipo de productos comercializados por las entidades.

El socio de Jausas añade que "también se aprecian precedentes que pueden afectar a sectores económicos determinados. Por ejemplo, dos sentencias del Supremo relativas a empresas de energías renovables han provocado que el fondo de financiación de litigios Therium haya ofrecido públicamente financiar los costes de los litigios de estas empresas por la mala comercialización deswaps a cambio de un porcentaje del éxito de la reclamación".

Por otra parte, hay que señalar que estas sentencias se refieren sólo a productos financieros como las preferentes, swaps, obligaciones o estructurados, pero no incluye, por ejemplo, la batalla legal que se ha abierto sobre la OPV de Bankia, ya que se trata de un proceso diferente.

AMPLIAR INFORMACIÓN